CLAROSCUROS DEL RÍO BRAVO/GRANDE


Por Christian Gertheimer, curador, El Paso Museum of Art/

Las pinturas que conforman El Río del Sí de Annabel Livermore, deben ser consideradas una sola obra en seis paneles. El paisaje resultante es, entonces, cuarenta y dos pies de largo, presumiblemente el más largo en su tipo pintado en la región de Ciudad Juárez/El Paso.

Entre la obra más política que Livermore ha hecho hasta ahora, estas piezas fueron una respuesta a la crisis que durante cuatro años ha afligido a Ciudad Juárez. Simbólica más que realista, con la intención de trasc ender la sangre en las calles, algo misterioso y aún más maravilloso, sucede en cada cuadro: objetos que flotan en el aire, plantas que crecen fuera de proporción, colores transparentes y delicados.

El paisaje de Livermore, etéreo y casi alucinatorio, se refiere a nuestro valle y a nuestro río. Los ríos son conocidos por tener poderes milagrosos de sanación y trascendencia y el río que se muestra –el Río Grande- es similar al río Jordán como una importante fuente de vida tanto como una fuente de conflicto. Espiritual en el tono, con metáforas y referencia sbíblicas, la inventiva visual de Livermore en combinación con las figuras de oradores, abutizos, peregrinos, altares y floreciente crecimiento orgánico cultiva un sentido de optimismo.

Estéticamente similares a sus pinturas de Jornada del Muerto -de aquélla región de Nuevo México- las pinturas del Río del Sí de Livermore, difieren en que en ellas definen la región Juárez/El Paso como una fuente de feritilidad, símbolo de la libertad y como un escenario para los milagros.

La oscuridad Y el diminuto tamaño de la pintura El Río del No, por otro lado amplifica el mensaje positiva en El Río del Sí. No es un símbolo de un error, de un grave error. Así como en el río Styx separa el mundo de los vivos del mundo de los muertos en la mitología griega, El Río del Sí de Livermore separa todas las cosas buenas de las cosas malas.

Filosóficamente, las obras de El Río del Sí y El Río del No, tratan acerca de las elecciones que hacemos y nuestras actitudes frente a la adversidad. La visión artística afirmativa de Annabel Livermore se revela y confirma la monumentalidad de estos trabajos.

*******

El texto anterior fue leído durante la inauguración de la exposición de Annabel Livermore, quien no estuvo presente en la ceremonia.

La exposición de El Río del Si, de Annabel Livermore, se encuentra en el Museo de Arte de Ciudad Juárez, bajo los auspicios de esta institución de Amor por Juárez, AC, y está abierta hasta finales de mayo, con entrada libre.

La técnica utilizada por Livermore -quien se inspiró en la época en que vivió en El Paso- consiste en acuarela sobre papel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s