OJOS ABIERTOS A TRATA DE PERSONAS


Personal de la Fiscalía General del Estado pariticipa desde este lunes y durante cinco días en un curso de capacitación y sensibilización en relación a la trata de personas.

El curso es impartido por capacitadores de la Procuraduría General de la República (PGR) y de la Procuraduría Social de Atención a las Víctimas de Delitos (PROVICTIMA).

El temario va de una exposición del marco jurídico nacional e internacional, a la fenomenología del delito de Trata de Personas y perfiles víctima-victimario, atención a víctimas de este delito, sistema sexo-género en el mencionado delito, y dinámicas y experiencias.

La capacitación es impartida en el auditorio de las instalaciones de la Policía Única.

El fiscal especializado en Seguridad Pública y Prevención del Delito en Chihuahua, Ramón Domínguez Perea, explicó que este curso es para trabajadoras sociales, criminólogos y otros profesionistas que laboran en la institución, y no para agentes del Ministerio Público ni policías, pues ellos han tenido su capacitación por separado.

-Se trata de homologar conocimientos sobre el tema, además de que la capacitación es obligatoria para el personas de la institución- dijo el funcionario. Hizo notar que aún en medios de comunicación, el delito es mencionado como “trata de blancas”, lo que es incorrecto.

Durante la primera exposición a cargo de Elvira Luna Pineda, Directora General Adjunta de la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas, se indicó que la capacitación tiene como uno de sus objetivos contar con  “agentes con ojos abiertos para encontrar esos casos (de trata de personas)”.

La expositora indicó que se trata de un delito complejo y que pocas veces es denunciado debido a que la víctima –el sujeto pasivo del delito- no está consciente de su situación, o ha sido tan rebajada en su dignidad y sometida a presiones sicológicas, que no cree tener derecho alguno y opta por quedarse callada.

De ahí la importancia de la capacitación, para que los servidores públicos que trabajan en prevención, durante su labor puedan “encontrar indicadores” y orientar a las posibles víctimas, se explicó.

El delito de trata se da inclusive en entornos en los que comúnmente no se piensa, como es el servicio doméstico y el familiar. Se ha establecido que uan esposa puede estar siendo víctima de trata por parte de su esposo –el tratante- con la complicidad de la familia de éste.

Aunque tradicionalmente se ha considerado a las mujeres como las víctimas de este delito, también puede llegar a afectar a hombres, así como a niños y niñas y adultos mayores.

Otra creencia generalizada es que la trata de personas implica sólo explotación sexual, y el concepto actual la amplía a trabajos o servicios forzados, esclavitud o prácticas análogas a la exclavitud, la servidumbre o la extracción de órganos, según la explicación.

Los protocolos internacionales señalan que este delito está presente la violencia física o moral, el engaño y el abuso de poder, entendido este último como el abuso del más fuerte contra el más débil (padre-hijo, por ejemplo)

Se ha encontrado asimismo que los tratantes se incorporan a la familia. La Interpol ha identificado un tipo al que denomina “Loverboy”. Se trata del tratante que engaña a través del noviazgo y que puede llegar a casarse con su víctima y procrear hijo, para posteriormente someter a la mujer a las prácticas características de la Trata de Personas.

En los tiempos recientes, el contacto entre víctima y victimario se inicia vía Internet en las denominadas redes sociales.

Las víctimas no sólo son personas de clase baja, sino hasta profesionistas pueden ser afectados por este delito, se indicó.

La trata de personas y el tráfico ilícito de migrantes mantienen una relación innegable, si bien son delitos autónomos. Ambos comparten la característica del lucro perseguido por el perpetrador, si bien en el primero se diferencía por el añadido de que es en base a la explotación de la persona..

Aunque existen convenciones desde hace décadas –uno de los más recientes, el Protoloco de Palermo, de 2000- es recientemente que este fenómeno social ha sido analizado en forma más detenida por los gobiernos, y en México el delito está tipificado en todas las entidades federativas y el Distrito Federal (a excepción de Coahuila, con ley arpobada pero sin publicar)

Adicionalmente, 19 de esas entidades federativas cuentan con leyes especiales sobre la materia. Chihuahua no cuenta con una legislación al respecto, se indicó.

Por parte del Gobierno Federal, la Ley General en Materia de Trata de Personas, fue aprobada el 27 de abril del presente año, además de que desde un año antes existe un Programa Nacional para Prevenir y Sancionar la Trata de Personas, organismo intersecretarial en el que participan desde Gobernación hasta la SEP y la SCT, entre otras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s