LECCIONES DE LA PESADILLA CACHANILLA


2012-07-24-simposio-veterinaria

El tema de las zoonosis (enfermedades transmitidas de  los animales al hombre), fue el que abrió este martes el Primer Simposio de Medicina Veterinaria en Perros y Gatos. La exposición a cargo del MVZ Luis Tinoco Gracia, fue en relación al caso Mexicali, donde hace tres años se registrara un brote de Rickettsiosis (o Riquetsiosis) con saldo de al menos 17 personas fallecidas, la mayoría de ellas menores de edad, en un lapso de pocos meses y concentradas en una zona marginada de la ciudad.

-Nadie creía que esta enfermedad estuviera presente en nuestra comunidad… La identificamos casi por accidente- explicó el Dr. Tinoco Gracia, quien encabezó entonces el equipo de investigadores en el área de Veterinaria que realizó las pruebas definitivas.

Tinoco Gracia explicó que por los síntomas inespecíficos de este padecimiento -que inicia con fiebre alta y posteriormente dolor muscular y de cabeza, edema cerebral, náuseas y erupción cutánea tipo alergia- se puede confundir con muchas otras enfermedades, hasta una simple gripe, por lo que el diagnóstico debe ser con pruebas de laboratorio.

Esta enfermedad es mortal en aproximadamente 30 por ciento de los casos, y afecta particularmente cerebro,piel, corazón, rinón, pulmones, músculos y sistema gastrointestinal, que son los órganos en los que se aloja el germen patógeno luego de introducirse por la mordedura de una garrapata, que es el agente vector.

La desinformación y la psicosis que se desataron entonces, llevaron a las autoridades a decretar la captura y exterminio de todos los perros callejeros de Mexicali, en la creencia de que eran esos animales los transmisores directos de la enfermedad. Muchoa dueños llevaron a sus mascotas al sacrificio en el Centro de Control Animal (equivalente al Antirrábico), por miedo a ser contagiados.

La matanza fue frenada al difundirse masivamente que es la garrapata -y no el perro- el que transmite esta enfermedad al ser humano.

Se registraron al total al menos un millar de personas contagiadas, la mayoría de las cuales se recuperaron tras recibir al tratamiento que consiste en antibióticos específicos, según la exposición. Oficialmente fueron 17 defunciones, pero el número total es incierto.

Se desconoce hasta la fecha qué detonó este brote infeccioso, y estudios posteriores han determinado que la garrapata tiene presencia en prácticamente todo Mexicali, sin distingo de áreas precaristas o de alto nivel económico.

La garrapata café –Rhipicephalus sanguineus– sólo vive en el perro el 5 por ciento de su vida; el resto lo pasa en el medio ambiente -en el suelo, grietas principalmente- en busca de nuevos huéspedes, por lo que son necesarias medidas de erradicación como la fumigación, explicó el veterinario.

Asimismo, se requiere que las personas no permitan que sus mascotas deambulen por las calles, y sólo les den su paseo diario con collar y correa, y de regreso a casa examinar el pelaje del animal para verificar que no haya contraido alguna garrapata.

La garrapata infectada transmite la bacteria a su descendencia -puede poner hasta 8 mil huevecillos-, y en cualquier estadio de su vida: larva, ninfa o adulta.

Esta enfermedad lleva el nombre de Howard Taylor Ricketts, quien a principios del siglo XX viajó a México a estudiarla, y que paradójicamente el contraerla le causó la muerte. La bacteria se denomina científicamente como Rickettsia rickettsii.En Estados Unidos se le conoce como la fiebre manchada de las Montañas Rocosas.

Se sabe de brotes en otras zonas del país -Sonora, Sinaloa, la Comarca Lagunera y el Edomex-DF- aunque ninguno ha tenido la cobertura mediática que el caso mexicalense (o cachanilla, como se autonombran los nativos de allí).

A raíz de este caso, ya opera el Consejo Veterinario de Salud Pública de Mexicali, que se ha encargado de dar seguimiento al estudio de la Rickettsia, así como de asesorar a los gobiernos en relación al tema.

Asimismo, este Consejo se ha echado a cuestas el llevar a cabo campañas de información y concientización dirigidas a la población en general, con muy buena aceptación, según se reporta.

Aún se registran casos de esta enfermedad, pero luego de la experiencia de 2009 la detección y el tratamiento se realizan en forma más rápida, al estar familiarizados los médicos generales con la sintomatología.

La capacitación dada en Ciudad Juárez a iniciativa del Colegio de Médicos Veterinarios en Pequeñas Especies, busca informar al gremio médico -de humanos y animal- sobre este padecimiento, a fin de estar preparados para un eventual brote, se indicó.

En contexto:

 2012-07-24-simposio-veterinaria   2012-07-24-simposio-veterinaria2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s