CLOWNS BELGAS ROBAN CORAZONES


2012-09-19-fich-okidok-fotos

Una muestra de la sencillez que caracteriza a los grandes artistas, fue observada al término de la presentación de Okidok.

Luego de caer el telón y concluido su compromiso con el Octavo Festival Internacional Chihuahua,  Xavier Bouvier y Benoit Devos, atendieron a decenas de fans que inmediatamente subieron al escenario, ante la sorpresa del staff del Centro Cultural Paso del Norte.

Las luces ya habían sido apagadas, pero volvieron a ser encendidas para que los artistas convivieran con niños, jóvenes y adultos juarenses, quien querían saludarlos, tomarse la foto, pero sobre todo agradecerles los pocos más de 60 minutos de magia desplegada por Okidok en el escenario.

El idioma no fue un obstáculo, porque no fue necesario. Apretones de mano, abrazos y las expresiones más cómicas ante la lente de las cámaras, fueron la convivencia entre los artistas y sus entusiastas admiradores.

Okidok había deleitado al público fronterizo con un espectáculo de clowns fuera de serie: con malabarismo, acrobacia, amplios recursos de mímica, lenguaje facil y corporal, y carisma a raudales.

La conexión con los espectadores fue inmediata al abrirse el telón. Los artistas incorporaron a su actuación hasta lo que pasaba entre el público: el timbre de un celular (frecuente), la fotógrafa que terminó su trabajo y abandonó el recinto, la familia que llegó tarde a ocupar las butacas de primera fila.Cada incidente provocó un gesto de los artistas: uno simulaba contestar el teléfono, le decía adiós a la persona que salía, o a los impuntuales le señalaba con el dedo índice la muñeca izquierda, un reloj invisible.

Las torpezas y las payasadas fue la constante en las ocho escenas -algunas con música de fondo, otras no- que presentaron: algunas de apenas tres minutos, otras de 15. En todas, las risas de los niños y las carcajadas de los adultos llenaron el recinto.

Con sus rostros maquillados a la manera tradicional -con grandes narices rojas-, pero ataviados con ropa antigua de dormir -femenina y masculina-, las escenas fueron de lo más variado, siendo posiblemente la más aplaudida la de la torre de cajas de cartón, que se vuelve una labor interminable para uno de los clowns, pues el otro, en vez de ayudarle, se dedica a sabotear a su compañero. Termina con un tren hecho con las cajas que es impulsado por los propios artistas.

La presentación de la compañía belga Okidok se había pospuesto 24 horas por cuestiones de logística, pero la espera evidentemente valió la pena. (Fotos: Gabriel Cardona/FICH)

2012-09-19-fich-okidok (2)

2012-09-19-fich-okidok (4) 2012-09-19-fich-okidok (5)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s