EL TRIÁNGULO DE LA VIDA (EN SISMO)


2012-11-28-sabados-ciencia (3)La pasada sesión de Sábados en la Ciencia que por parte de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez tuvo como invitada a la científica Isabel Israde Alcántara -investigadora de de la Universidad Michoacana, con doctorado en Milán, Italia- tomó una vertiente distinta a lo programado, debido a la preocupación del público asistente sobre un eventual terremoto de intensidad mayor en esta región.

La investigadora mexicana indicó por estar fuera de la zona de mayor riesgo -, el “cinturón de fuego”, la región costera del Pacífico desde Guerrero hasta Baja California- no resulta probable el sismo de tales condiciones, y en caso dado las afectaciones serían menos devastadoras, debido a las condiciones del suelo que predomina en la zona: no rocoso, no arcilloso, sino arenoso.

Ante la insistencia de las preguntas del público, que hizo la referencia a sismos de menor intensidad que se han registrado en los meses recientes, Israde Alcántara amplió la explicación sobre las Placas de Cocos y del Pacífico, y cómo las colosales estructuras terrestres al colisionar generan gran cantidad de energía que se libera en forma de terremotos.

Al preguntar al público sobre el conocimiento de las medidas que se deben tomar para preservar la vida en caso de un evento de este tipo, y obtener respuestas negativas, la científica procedió a explicar la técnica conocida como “el triángulo de la vida”.

Primeramente señaló que al iniciar un terremoto, las personas tienen como primer impulso  buscar la salida más próxima, o bien de refugiarse debajo de muebles como mesas o hasta camas, lo cual puede resultar fatal en caso del derrumbe de los muros y que puede aplastar a las personas.

En vez de ello, expuso de manera gráfica con un espectador voluntario que se tendió en el suelo, el lugar más seguro es la zona en forma triangular delimitada de la siguiente manera: el plano perpendicular que baja del borde de una mesa o cama, el piso y el plano oblicuo une a ambos.

Este es el denominado  “triángulo de la vida”, pero otra zona segura es el rincón de una habitación, junto a los castillos de la construcción (siempre y cuando se hayan utilizado estas estructuras, porque hay muchísimas casas que carecen de ellas, advirtió).

Otras recomendaciones en caso de sismo, son: alejarse de los postes por el riesgo de caidas, y tener una provisión de velas, agua y alimentos, así como un botiquín de primeros auxilios y un radio de baterías para estar al tanto de las indicaciones que transmitan las autoridades.

La especialista en Estratigrafía y Paleoambientes (estudio e interpretación de rocas sedimentarias y de formas de vida extintas y sus ambientes, respectivamente), había hecho una extensa exposición sobre su reciente hallazgo -de forma colegiada con otros científicos-  de evidencias del impacto de un meteorito en el lago de Cuitzeo, y seguidamente abordó el caso Tunguska (en Siberia, a inicios del siglo XX).

Explicó que fenómenos como estos dejan huella en el suelo, y que la presencia de cuerpos de agua -como lagos- realiza una labor de preservación a través de los siglos o milenios, y sucesivas capas de distintos materiales fueron sepultando vestigios más antiguos, conservándolos en una especie de cápsula del tiempo.

La visita de la científica tenía como objetivo realizar algunas investigaciones en el área de Villa Ahumada.

2012-11-28-sabados-ciencia (3)

2012-11-28-sabados-ciencia

2012-11-28-sabados-ciencia (5)

Más sobre Sábados en la Ciencia:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s