MAUSOLEO DE VILLA Y CARTA ABIERTA


2013-02-26-mausoleo-villaPor Jaime García Chávez/

Conviene precisar, casi de manera exacta, algunos temas relacionados con la pretensión gubernamental de trasladar el mausoleo de Francisco Villa del antiguo panteón de Nuestra Señora de la Regla a la mal llamada plaza de la grandeza chihuahuense. Sucintamente los recapitulo sin afán de que sean exhaustivos.

1. La batalla que viene es esencialmente una defensa del patrimonio cultural. Cuando se gane en mérito a esto se va a recordar la preservación correspondiente. Hasta ahora han circulado dos tipos de argumentación que pueden dar soporte a la defensa de esta causa, unas tienen que ver con la cultura y otras con la historia, en una disección hasta cierto punto arbitraria. La arquitecta Esther Enríquez ha aportado sus ideas al respecto, otros profesionales han hecho lo propio y está el texto de José Enrique Garnier, Nuevos paradigmas y conservación del patrimonio construido (consúltelo AQUÍ), han solventado las razones a esgrimir cuando la polémica verse sobre esta temática. Jesús Vargas, con otras voces que se han sumado, aporta las razones históricas en un texto denominado El panteón de La Regla y el monumento del general Villa,  y que puede ser base para la ofensiva contra los argumentos gubernamentales.

2. Aunque es evidente que la decisión de César Duarte se pretenderá imponer a ultranza, no hay que perder de vista que en parte puede ser una cortina de humo para ocultar los dedazos políticos que está cocinando. A contracorriente de esto, debe haber claridad que la oposición que se ha desatado es de naturaleza intransigible. La bandera es: “El mausoleo se queda en su lugar, o se queda”. Las razones son de tipo coyuntural y en esa medida de naturaleza política: se trata de una lucha contra la arrogancia autoritaria, ahora mezclada con el culto a la personalidad del cacique que se concibe a sí mismo como la reencarnación de Francisco Villa, y con esa imagen fomenta su futuro. Como se trata de un fraude, hay que vencerlo. Reconozcamos de manera clara que en esto hay un sentido político de la acción ciudadana, obviamente de los vecinos del antiguo panteón, pero más allá de todos (chihuahuenses o no), pero de ninguna manera ni de pretensión partidaria, ni mucho menos facciosidad, tampoco oportunismo. Se trata de una justa noble.

3. La interlocución debe trabarse con funcionarios políticos de la administración chihuahuense actual, no con el arquitecto encargado de este proyecto, llamado especial (cualquier cosa que esto signifique), Carlos Carrera, parte interesada lo mismo en hacer una fachada, un balcón, una plaza, lo que le encomienden, porque para él business are business. Él podrá aducir las razones que quiera, pero todas llevarán esa dirección, y si el mausoleo es inamovible (patrimonial e históricamente), de poco se podrá asir el arquitecto para demostrar la viabilidad esencial de lo que sólo son caprichos –“ocurrencias”–de César Duarte.

4. Para que esta lucha triunfe necesita de un observatorio ciudadano decidido, que haga cadenas humanas en derredor del mausoleo, que cree un campamento de vigilancia permanente y cuando la piqueta llegue, impedir su demoledora acción. Mantener cubiertas las redes sociales es básico, así como poner una canción como voz de alarma para concentrarse en el lugar cuando sea necesario de manera urgente.

5. Insisto, la lucha es memorable por su defensa del patrimonio cultural construido y la historia que está detrás. La política será coyuntural y será la muestra de que se pueden corregir decisiones absurdas (lo que no sucedió ni con el balcón de palacio ni en Parral con el tradicional mercado popular). Y pasará, permaneciendo lo esencial: el mausoleo y el panteón mismo, como mensajes de que ya basta de que se destruya Chihuahua por el capricho de quien ocupa el poder.

Estoy convencido de que estas sugerencias son válidas y se pueden enriquecer, porque sería un absurdo emprender una lucha sólo para perderla. Este no es el caso.

Atentamente

Jaime García Chávez

——

En contexto, nota de crónicasdejuarez.com:

CHIHUAHUA.- El Gobierno del Estado contempla mover el mausoleo de Francisco Villa, ubicado en al antiguo panteón de La Regla, hoy convertido en el parque Revolución para instalarlo en la Plaza de la Grandeza, la cual está en construcción.

El coordinador de Proyectos Especiales de Gobierno del Estado, Carlos Carrera Robles, declaró a los medios de comunicación que mover ese monumento representa desmontarlo pieza por pieza e irlo montando a la vez en la Plaza de la Grandeza, cerca del palacio de Gobierno del Estado.

Se montará un friso de 2 metros de altura por 10 de base, dijo el funcionario.

“Creo que en el Gobierno tenemos los argumentos sólidos para moverlo para que sea aprobado”, dijo.

Añadió que el Instituto Nacional de Antropología e Historia envió una primera opinión sobre el proyecto, la cual no quiso revelar.

Sin embargo, también se necesitará la aprobación del Instituto Nacional de Bellas Artes.

Al concluir ese trámite, el proyecto pudiera concluirse en mes y medio.

El proyecto es repudiado por decenas de habitantes aledaños al parque Revolución quienes argumentan que se perderá el valor histórico y cultural del lugar donde actualmente se encuentra la tumba que mandó construir el Centauro del Norte.

La Nueva Plaza de la Grandeza

De acuerdo con datos difundidos por el Gobierno del Estado, la plaza tendrá más de 4 mil 500 metros cuadrados con una magna obra escultórica en relieves de brinde.

Los eventos o episodios históricos tendrán 12 frisos de 2.27 de alto por 10 metros de ancho, que mostrarán lo más relevante de las culturas del desierto, el virreinato, los primeros años de la República y el estado, el terrazismo, la revolución, la reconstrucción y la visión que los chihuahuenses “tienen del futuro”.

Se incluirán cuatro cabeceras que brindarán un homenaje a seis ilustres chihuahuenses: Francisco Villa, Carlos Pacheco, Cruz Chávez, Elisa Griensen y la Adelita, así como otra que a través de David Alfaro Siqueiros,  reconocerá a los artistas de la entidad.

También se colocará otro monumento de 20 metros de alto, en cuya cúspide estará la figura estilizada de un rarámuri corriendo.

2013-02-26-mausoleo-villa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s