VESTIGIOS DE UN MAR EXTINTO


2013-06-06-rocas-de-sal (1)La solución que los estadounidenses idearon para la disposición y confinamiento de los desechos radioactivos, fue la presentación principal del segundo día de actividades del XII Congreso Internacional y del XVIII Congreso Nacional de Ciencias Ambientales que se realizan de manera ´paralela aquí contando como anfitriona a la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ).

La exposición fue presentada por Farok Sharif, presidente y gerente de la Planta Piloto de Aislamiento de Desechos (Waste Isolation Pilot Plant),  que desde 1999 opera en las inmediaciones de Carlsbad (Nuevo México), a una distancia aproximada de 225 kilómetros de la frontera con México.

Este confinamiento está ubicado en una zona desértica, en la cuencia de un mar interior que existió allí durante el Periodo Pérmico y que abarcó parte de los actuales estados de Nuevo México, Texas, Colorado, Kansas y Oklahoma.

Al desaparecer ese cuerpo de agua hace aproximadamente 250 millones de años, quedó un gigantesco depósito de sal marina, y es precisamente esta sustancia la que fue determinada por científicos como la ideal para un confinamiento de residuos radiactivos, según se explicó.

Para ello, se realizaron excavaciones  a gran profundidad (2 mil 150 pies, aproximadamente 600 metros), y en el hueco fueron construidas las instalaciones para el depósito de los contenedores con los desechos radioactivos.

El quedar enterrados a gran profundidad y rodeados por vastas cantidades de sal,  es considerado el mejor sistema ideado hasta ahora para los desechos radioactivos, y que busca ser replicado por gobiernos de otros países como Rusia, Francia, Canadá, Gran Bretaña y Japón.

La sal actúa como protección adicional a los contenedores hechos de doble cubierta de acero inoxidable, con una capa intermedia de espuma plástica especial (foam).

Aún en el caso de un derrame, la sal actuaría como una barrera, se indicó. La propia Naturaleza provee la solución, ya que no existen “empaques” permamentes para el tiempo de vida de los elementos radioactivos (25 mil años en el caso del plutonio).

El confinamiento está en condiciones de resistir movimientos sísmicos, lo que se considera improbable toda vez que la zona es geológicamente estable.

En este confinamientoson recibidos desechos radioactivos de toda la Unión American (desde ropa, herramientas y trapos utilizados durante pruebas e investigaciones con este tipo de elementos, suelos y otros artículos contaminados), y en 14 años de operación ha recibido un total de 11 mil 300 embarques transportados en tractocamiones, que ocupan 86 mil 800 metros cuadrados de espacio bajo tierra.

Los protocolos de operación del WIPP contemplan la vigilancia de los embarques desde su salida hasta su llegada, y son monitoreados vía satélite durante todo el trayecto, además de que se cuenta con un un equipo de personal de emergencia.

-Tenemos un récord de seguridad sobresaliente, con un riesgo de sólo 0.1 por ciento, comparado con el 7 por ciento en la minería-, explicó el expositor, quien recordó que al iniciar el proyecto en los años 70 se tuvo la oposición de la comunidad (posteriormente, también del lado mexicano, tras el caso Sierra Blanca), pero que se trabajó en informar a los ciudadanos y sus autoridades hasta convencerlas de que las instalaciones no entrañaban riesgos.

Adicionalmente, en la zona fueron creados un total de mil nuevos empleos y se impulsó fuertemente la economía. Trabajadores y contratistas del WIPP apoyan en forma importante proyectos sociales en la región.

El proyecto requirió fondos federales por un billón de dólares, y actualmente tiene un presupuesto anual de aproximadamente 200 millones de dólares.

La construcción del  WIPP fue autorizado en 1979 por el Congreso de los Estados Unidos, para ser concretado a través del Departamento de Energía, a recomendación de la Academia Nacional de Ciencias sobre la acumulación de desperdicios transuránicos (TRU), que es su nombre técnico generados durante el desarrollo del Programa Nacional de Defensa Nuclear (y la carrera armamentista con la Unión Soviética, durante la Guerra Fría).

Como preámbulo a la explicación, los asistentes recibieron un pequeño souvenir consistente en una bolsita plástica conteniendo tres muestras de roca de sal proveniente de las excavaciones que se realizaron para construir el WIPP.

Esta es sal marina extremadamente pura, que podría contener trazas de hierro u otros minerales, que le aportan diversas tonalidades, se indicó.

Cada bolsita trae impresa la leyenda “Premian Age Rock Salt”, se indica su antigüedad (250 millones de años) y su procedencia (al este de Carlsbad, Nuevo México).

Más información:

http://www.wipp.energy.gov

2013-06-06-rocas-de-sal (1)

2013-06-06-rocas-de-sal (2)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s