MÚSICA + 3D – PALABRAS = MAGIA ESCÉNICA


2013-09-30-9o-fich-speechless (7)

La evolución y los conflictos del hombre moderno, es el tema central de la obra “Speechless”, presentada la noche del domingo en el Noveno festival Internacional Chihuahua.

Se trata de una obra en dos actos y múltiples escenas, interpretadas por un solo artista -Hanoch Rosenn-, con algunos invitados del público para participar.

Este espectáculo es una combinación de arte y tecnología, que por aproximadamente 90 minutos atrapó la atención del auditorio.

Rosenn -discípulo del gran mimo francés Marcel Marceau- interpreta múltiples personajes en el escenario y en video proyectados en el mismo lugar por medio de pantallas LED y con el uso de animaciones 3D tipo Google Steet View.

La representación inicia con el artista emergiendo de una tumba en el Cementario de la Nostalgia, donde también están las lapidas de la honestidad, la maquina de escribir, y una serie de valores y objetos que al ser obsoletos ya pasaron a “mejor vida”.

Allí inicia la sucesión de historias, en las cuales el artista es el personaje de una película muda, un ejecutivo, un viajero en la  sala de espera de un aeropuerto (y a punto de perder el vuelo), un enomorado que lleva serenata al pie del balcón de su dama, y un hombre que repentinamente encuentra que su padre ya no está. Todas, a excepción de la última, tuvieron la característica de ser sumamente cómicas.

Las historias fueron acompañadas por música de diversas épocas del siglo XX (Madonna, Beatles,  y las grandes bandas, entre otros), e inclusive en uno de los actos el fondo musical es La Cucaracha.

La tecnología es un componente sobresaliente de esta propuesta escénica, particularmente el final que debe ser observado con lentes de visión tridimensional (3D), que previamente habían sido proporcionados a los asistentes.

Con esos lentes, el espectador tuvo la sensación de que una multitud de esferas o pompas de jabón, emergían del escenario hacia la zona del público, mientras el artista hacía esfuezos por reventarlas.

Los aplausos -pero sobre todo las carcajadas- del público, reconocieron este trabajo sin palabras del mismo Hanoch Rosenn, quien al finalizar pasó por las butacas para saludar de mano y agradecer -ahora sí con palabras, aunque breves- a los asistentes al Teatro Víctor Hugo Rascón Banda. (Fotos: Gabriel Cardona/FICH)

2013-09-30-9o-fich-speechless (3)

2013-09-30-9o-fich-speechless (4)

2013-09-30-9o-fich-speechless (5)

2013-09-30-9o-fich-speechless (6)

2013-09-30-9o-fich-speechless (8)

2013-09-30-9o-fich-speechless (9)

2013-09-30-9o-fich-speechless (10)

2013-09-30-9o-fich-speechless (1)

2013-09-30-9o-fich-speechless (11)

2013-09-30-9o-fich-speechless (12)

2013-09-30-9o-fich-speechless (13)

2013-09-30-9o-fich-speechless (14)

2013-09-30-9o-fich-speechless (15)

2013-09-30-9o-fich-speechless (16)

2013-09-30-9o-fich-speechless (17)

2013-09-30-9o-fich-speechless (18)

2013-09-30-9o-fich-speechless (19)

2013-09-30-9o-fich-speechless (20)

2013-09-30-9o-fich-speechless (2)

2013-09-30-9o-fich-speechless (21)

//

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s