CALEIDOSCOPIO MUSICAL DE OTOÑO


2013-11-10-lo-mejor-tchaikovsky (4)Teniendo como marco el majestuoso Teatro Víctor Hugo Rascón Banda y con la interpretación de la Orquesta Sinfónica de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, el público fronterizo tuvo la oportunidad de apreciar parte de la obra del más universal de los compositores rusos.

Intitulada “Lo mejor de Tchaikovsky”, la velada consistió en tres obras maestras del periodo romántico de la música clásica.

La Orquesta Sinónica de la UACJ bajo la dirección del maestro Guillermo Quezada Novela tuvo como solista invitado al cellista Ignacio Mariscal, conocido de los juarenses al haber visitado esta frontera como participante del programa “Bellas Artes a todas partes” el año anterior.

Las obras interpretadas fueron: en la primera parte, Variaciones rococó (para cello y orquesta), Capricho italiano (sólo la orquesta), y tras un breve intermedio concluir con la Sinfonía No. 5 en mi menor.

Tchaikovsky es más conocido por sus composiciones para ballet (El cascanueces, El lago de los cisnes), pero fue jun genio con igual talento para la ópera (Eugene Onegin), y para la sinfonía.

Una característica de la obra de Tchaikovsky es que sus obras son verdaderos caleidoscopios musicales, con partes que recuerdan el arte tradicional de diversos pueblos y culturas. En una misma Pieza, el maestro sorprende con variaciones que van del réquiem al romanticismo puro.

En cuanto al solista invitado, ” es un ejemplo de los magníficos ejecutantes que reunen la pericia digital de las escuelas europeas y un sentimiento innato especial… Ya sea solo o en conjunto, la fuerza de su sonido, musicalidad y su digitación de seda lo hacen vehículo ideal para las múltiples obras que aborda desde Bach hasta los contemporáneos”, en opinión del Dr. Fernando Padrón, que fue plasmada en el programa de mano.

Los aplausos del público, que se prolongaron por varios minutos, fue el reconocimiento al talento de la orquesta, su director y el solista invitado.

Este concierto formó parte del programa amplio por el aniversario número 40 de la UACJ.

A continuación se transcriben las notas de Rodrigo Corral (flautista de la OSUACJ) sobre el programa musical:

VARIACIONES ROCOCÓ
Aunque el título de la pieza nos haga pensar que el tema que se explota de manera sutil y brillante en las variaciones es uno que ya existía, éste en realidad fue diseñado por el mismo Tchaikovsky. Es un tema que ciertamente cuenta con las características de aquéllos que se creaban por los compositores un siglo antes que Tchaivoksky: simple de digerir y con frases concretas. Al escribir esta pieza, el mismo compositor pidió la opinión de uno de sus colegas en el Conservatorio de Moscú -el cellista alemán Wilhelm Fitzenhagen- quien recomendó a Tchaikovsky mover el orden de las variaciones, lo cual le agradó, y también le pidió quitar otra de ellas, con lo cual no estuvo de acuerdo pero decidió removerla al final.

El tema ex presentado primero por la orquesta. El cello entra con la primera variación exponiendo el tema en tresillos (tres notas por tiempo). En la segunda variación escucharemos un diálogo entre la orquesta y el solista. Después podremos escuchar la tercera variación con un caracter más dulce y amable. La cuarta, nos regresa a una modalidad con más energía, la cual se utiliza para llevarnos a la quinta variación, donde el cello interpretará una cadenza. Tchaikovsky después nos transportará al modo menor causando un efecto de meelancolía. La última de las variaciones es, sin duda, la que representa más dificultad, pero sin perder el aire galante del estilo.

CAPRICHO ITALIANO
Sin lugar a duda, esta obra representa la calidez y magnificencia de Italia y su gente. Primero Tchaikovsky inicia la obra con una melodía que muchos creen se deriva de un llamado de trompetas para las tropas de caballería que se encontraban cerca del hotel de Tchaikovsky durante su visita a Roma en el invierno de 1879. Este tema se expone con una modalidad sombría, pero cmabia cuando los oboes entran y nos transportan fácilmente a la jovialidad y festividades del Carnaval Romano, las cuales Tchaikovsky disfrutó durante su viaje.

Después, ambos temas -el sombrío y el jovial- se interponen con un contrapunto, muy característico de Tchaikovsky. Finalmente, escuchamos cómo toda esta evolución se transforma en una tarantela, un ritmo o baile proveniente de una ciudad sureña de Italia: Taranto.

SINFONÍA No. 5 EN MI MENOR
La Quinta Sinfo´nía de Tchaikovsky y la Quinta Sinfonía de Beethoven tienen algo en común: la utilización e un tema recurrente que unifica un trabajo monumental. En su Quinta Sinfonía, Tchaikovsky nos presenta un tema que aparecerá, con algunas variaciones y diferentes orquestaciones, durante el resto de la obra. En el primer movimiento éste es presentado por primera vez con el clarinete y las cuerdas de manera sombría y lúgubre, casi como una marcha fúnebre. Una vez que se nos presenta el segundo tema, poco a poco va cobrando una energía exorbitante, volvemos a escuchar el tema principal con fanfarrias y distintas tonalidades. La coda -o sección conclusiva- se nos expone para confirmar que aún hay más por venir.

El segundo movimiento contiene una de las melodías más melancólicas y profundas de la música sinfónica. Es el corno francés el encargado de llevarnos por un mundo de exquisitez, tristeza y soledad, pero al mismo tiempo un mundo de alegría. El tercer movimiento nos recuerda la grandeza de Tchaikovsky en términos de música para ballet. Ahora escuchamos melodías inspiradas de un joven que silbaba por las calles de una ciudad italiana cuando el compositor vacacionaba años antes de escribir la sinfonía. El mlovimiento no se salva de exponer el tema unificador cuando los clarinetes y fagotes lo interpretan casi al final.

El cuarto y último movimiento inicia con el tema principal del primero pero ahora en el modo mayor. Justo como en el caso de la Quinta de Beethoven, podemos escuchar una historia heroica donde nuestro protagonista logra conquistar su destino, iniciando la obra con colores oscuros y temas sombríos en modo menor y terminándola con una fiesta de colores tonales y texturas inigualables en modo mayor.

2013-11-10-lo-mejor-tchaikovsky (1) 2013-11-10-lo-mejor-tchaikovsky (2) 2013-11-10-lo-mejor-tchaikovsky (3) 2013-11-10-lo-mejor-tchaikovsky (4) 2013-11-10-lo-mejor-tchaikovsky (5) 2013-11-10-lo-mejor-tchaikovsky

//

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s