BELLE ÉPOQUE DE LOS (TATAR)ABUELOS


Imagen

El destacado pianista mexicano Armando Merino se encuentra en la frontera Juárez-El Paso en la gira del homenaje al compositor Ricardo Castro, en el aniversario número 150 de su natalicio.

Merino ofreció la noche del martes 28 el primero de dos conciertos en el Museo de Arte de Ciudad Juárez, al que seguirá otro  el jueves 30 en el Fine Arts Center de UTEP.

Es éste un gozoso homenaje a un extraordinario compositor -Ricardo Castro- el más importante del siglo XIX en México, con el talento de un gran intérprete como es el maestro Armando Merino, poseedor de una sólida técnica pianística.

El programa ofrecido por  el también académico Merino fue un breve pero intenso recorrido por la obra de Castro, con valses, nocturnos, romanzas, impromtus (versiones de danzas autóctonas), improvisaciones y estudios de concierto. Fueron, en total, 90 minutos de exuberancia musical.

Durante 90 minutos, el público disfrutó de obras que evocaban una gran variedad de expresiones: desde el ritmo que invitaba a danzar (vals, polka)  hasta el tono meláncolico (el nocturno).

El programa fue dividido en dos bloques, con un breve intermedio. Entre pieza y pieza, el pianista compartió con el público la titánica labor que significó la investigación y rastreo de la obra de Ricardo Castro, ya que a la muerte del compositor considerado el último romántico del porfiriato, sus partituras dejaron de ser publicadas al ser considerada su música como decadante por los revolucionarios.

Indicó que logró contactar a descendientes del compositor que aún viven en el Estado de Durango, así como las bibliotecas de la Escuela Nacional de Música y de otras instituciones.

Fue así como logró recabar no las seis que esperaba, sino las 22 partituras de valses  y con ello grabar un CD que fue emitido en 2007 con motivo del centenario luctuoso de Ricardo Castro, y que fue una primicia a nivel mundial y que incluye su pieza más conocida, el Vals Capricho.

Sobre la complejidad de la obra de Ricardo Castro para los intérpretes, Merino lo ejemplificó de manera jocosa al público, una vez concluido el concierto:

-Son un chorro de notas…

Imagen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s