EL PARACHO FRONTERIZO


2014-12-04-taller-lauderia (2)

La laudería es una actividad artesanal con la cual se producen instrumentos musicales de cuerdas como guitarras, violines, violas, o laudes, especie de guitarras pequeñas que carece de boca ya que las cuerdas se sitúan paralelo a la caja del instrumento, de origen árabe.

El Centro Comunitario Palo Chino es el único en tener este antiguo oficio, por lo que Director General de Centros Comunitario, Eleazar González Calleros invita a la ciudadanía a ser parte de esta clase, ya que no sólo estimula la creatividad de las personas sino que también, puede ser un interesante fuente de empleo ante la falta de Lutier o hacedores de instrumentos en la frontera, y sobre todo que se imparte de forma gratuita gracias al programa federal Hábitat

De acuerdo a Rosalio Vázquez, tallerista de laudería este oficio además de elaborar los instrumentos, también sirve para darles mantenimiento, lo cual representa un ahorro para muchos, quienes al ver el aparato dañado invierten cuatro mil pesos en uno nuevo como mínimo, cuando repararlos puede ser más económico.

En el taller enseña a sus alumnos a hacer instrumentos de diferentes maderas como lo son maple, pino o cedro, este último considerado una de las mejores materias primas por la acústica que tiene, además de que es una madera aromática.

Aunque la elaboración de un solo instrumento toma hasta tres meses para elaborarlo, tiene la garantía de que tendrá una buena acústica, no será tan delicado como los artefactos chinos, los cuales con el primer golpe se les rasga su madera de punta a punta, y hasta podría compararse con un Cremona, Giuseppi o Stradella, marcas comerciales que cotizan su material entre cuatro mil hasta 14 mil pesos, mientras que comprarlo hecho por manos de estos artífices tendría un valor máximo de seis mil pesos, en cuanto a violines y violas se refiere. Instrumentos más grandes como las guitarras y el violoncello si requieren de una mayo rinversión.

Rosali Vázquez da clases teóricas para ilustrar el interior de un instrumento de cuerdas, por cuantas partes está conformado, su función y medidas, mientras que en la práctica les enseña técnicas para hacer aparatos resistentes, con la forma adecuada para un mejor sonido y claro, con un bonito acabado.

“La diferencia de nuestros violines a los chinos por ejemplo, es que la franja negra que tiene un violín alrededor del marco ellos sólo la pintan, mientras que nosotros tallamos un canalito en donde va esa raya, le incrustamos madera y luego pintamos. No sólo se ve como un borde que adorna el instrumento, esto ayuda a que cuando se golpee, la rasgadura tope hasta madera que incrustamos y no hasta el otro extremo”, manifestó el tallerista, “así también lijamos de forma adecuada la caja de nuestros instrumentos para que no se vea afectado su acústica, si dejamos una pieza mal lijada, o el instrumento sonará más agudo o más grave, o totalmente desafinado, debe uno ser muy cuidadoso”, indicó.

Los actuales estudiantes forjan sus instrumentos con mazos y gurbias. Aunque el Centro Comunitario les proporciona los aparatos eléctricos necesarios para el corte de la madera, la tallada del mismo debe ser manual y con mucha paciencia. (Textos y fotos: Gobierno Municipal de Juárez)

2014-12-04-taller-lauderia (1)

2014-12-04-taller-lauderia (3) 2014-12-04-taller-lauderia (4)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s