POETA EN SU TIERRA (II)


2014-01-09-carlos-macias

Por Kayani Revueltas

Escribir con luz es un poemario que cambió mi forma de ver la vida. En él, Carlos Macías nos habla de un México donde el dolor ajeno se vuelve propio; terminaron las sonrisas.
La angustia golpea las entrañas, la Impotencia y el dolor nos doblan hasta besar la tierra donde yace el niño, la madre, el amigo, pero jamás el olvido.
Nos habla de un país donde Dios dejó de existir hace tiempo, o dejó de mirar para no vomitar su angustia, o simplemente mira como un niño aterrado lo que aquí sucede.
Carlos Macías se aferra a la poesía como el fusil que puede rescatarlo de la locura en la que se encuentra envuelto despidiendo entrañables recuerdos compartidos, sin tiempo de vivir su duelo.
El poeta es, ahora, la voz del niño desolado, de la madre en pie de lucha, de la esposa, del anciano, del amigo que lo ha perdido todo menos la dignidad; el coraje de sber que, a pesar de todo, no nos han podido desmembrar: continuamos siendo un cuerpo, una pluma… una boca que grita verdad.
Evoca al guerrillero que, entre ráfagas de fuego, reconstruye con su amada un beso a la patria solidaria, violada, transgredida.
La vida se ha vuelto una pesadilla y las pesadillas sueños de infancias perdidas.
En este poemario nos habla de la muerte como vía de escape a la muerte, el sonido de las balas que ya no significan nada, que lo son todos, una guerra perdida en la que la única esperanza es NO CALLARSE, no olvidarse ni un segundo de lo acontecido. Vence sus miedos y triunfa, la lucha sigue; la guerra no termina, ha existido siempre, cientos de guerras estúpidas, silenciosas, hasta que el poeta grita elocuente su tristeza.
Carlos Macías en su poemario no habla, nos grita que todos son nuestros hijos, nuestros muertos, que no podemos ser indiferentes ante la pérdida del compañero, del que quiso hablar, del que no pudieron callar. Toma de la mano la esperanza y vuela con ella. Es un poeta que ha visto la muerte a los ojos y no se derrite ante el temor de un país donde las palabras clemencia, fe, humanidad y vida han perdido todo significado menos el amor.
“El amor es torbellino de pureza original, hasta el feroz animal susurra su dulce trino”, ya lo decía Violeta Parra.
La pluma tomó vida y se abrió paso en este poemario para que tomemos conciencia y no dejemos de Luchar, abrir los ojos y dejar de leer entre líneas. (Foto: Rubén Macías)

Presentación de Escribir con luz del escritor Carlos Macías, el sábado 17 de enero, a las 8:00 PM en Galería Virtudes (Av. Américas, frente al Teatro de la ANDA)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s