LO QUE NOS QUEDA DE HUMANIDAD


2016-07-15-lo-que-queda-de-nosotros (1)

El 34 Festival de Teatro de la Ciudad fue inaugurado este viernes con la puesta en escena de Lo que queda de nosotros, presentada por Hybris Teatro.

Original de Alejandro Ricaño y Sara Pinet, Lo que queda de nosotros es la historia de amor filial con la que se puede identificar todo dueño de una mascota, (que en este caso son un perro y una adolescente).

Acosada por el dolor de dos pérdidas en su familia, la jovencita Nata toma la decisión de abandonar a su perro Toto a fin de evadir un vínculo emocional así sea con un ser no humano. Como muchos lo hacen en la vida real, ella traslada al can en el automóvil de su difunto padre, para prácticamente “tirarlo” lo más lejos posible.

Toto habrá de padecer mil y una desventuras como perro en situación de abandono: es atropellado y pierde una pata, es aporreado cuando come de la comida de otros canes y finalmente es capturado y llevado a la perrera, donde habrá de tener el final de todo callejero que no es reclamado por su dueño.

El fiel animal no pierde la esperanza de reencontrarse con su madre humana (bueno, inhumana en este caso), aunque otro can ya le ha relatado el fin que les espera a todos en la perrera y la inhumana manera en que son sacrificados mediante la aplicación de corriente eléctrica.

En el ínter, Nata se ha arrepentido de su acción contrar su mascota, y llena de remordimiento sale en su busca. Pero será una misión casi imposible: del fiel Toto no hay rastro. Pero alguien le da a ella una pista: puede estar en la perrera. El tiempo apremia…

-o-

Con Jessica Hernández Yáñez y Marco Martínez en los papeles de Nata y Toto, la historia se desarrolla con fluidez. No obstante tratarse de un drama, tiene momentos que rayan en la comicidad (y que básicamente muestran lo absurdo de la naturaleza humana).

Es de señalar la solidez actoral tanto de Jessica como de Marco, quienes representan otros personajes además de los principales. Sin requerir cambio alguno de vestuario y con tan sólo lenguaje facial y corporal, ambos actores se transforman en otros y otras.

Quizás la escena mejor lograda es el diálogo de los dos canes (ambos representados por Marco) sobre el triste fin de los animales que van a dar a la perrera.

La obra consta de un solo acto con varias escenas delimitadas por la presencia o ausencia de las luces de los reflectores. La escenografía es minimalista, consistente en paletas de madera (pallets), apiladas para formar una escalinata y otra colocada en posición oblicua que hace las veces de rampa. Todo integra el camino que una y otra vez habrán de recorrer los protagonistas.

La función tuvo el incidente de tres apagones momentáneos, que los organizadores atribuyeron a un apagón general en la zona.

La dirección escénica es de Marco Martínez. Musicalización a cargo de Marco y Jessica. Manejo de iluminación, Alex Luna; de audio, Isaac Sías; y de tramoya, Mariana Ruacho y Pedro Bañuelos.

Triunfadora de la 25 Muestra Estatal de Teatro en la ciudad de Chihuahua, Lo que queda de nosotros es un serio contendiente a llevarse las palmas del 34 Festival de Teatro de la Ciudad. (Fotos: Hybris Teatro)

2016-07-15-lo-que-queda-de-nosotros (2) 2016-07-15-lo-que-queda-de-nosotros (3) 2016-07-15-lo-que-queda-de-nosotros (4)

 

2 pensamientos en “LO QUE NOS QUEDA DE HUMANIDAD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s