DE OTROS BAD HOMBRES…. & MUJERES


2017-05-17-narcos-gringos (1)

Aunque sea difícil de creer, en Estados Unidos, un país que tiene un alto número de consumidores de enervantes no hay cárteles de las drogas como los que hay en México ni tampoco capos (sino “capitos”, dijo el periodista J. Jesús Esquivel durante la presentación del libro Los gringos narcos que se llevó a cabo en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez la tarde del 16 de mayo.

Esquivel, quien tiene una amplia trayectoria como periodista de investigación y que ha sido colaborador de diferentes medios de información nacionales e internacionales, dijo también, al iniciar su participación en este evento académico organizado por la Licenciatura en Periodismo y la Coordinación de Comunicación Social de la UACJ, que “no nos van a callar, ni el gobierno ni los criminales”, haciendo referencia a los recientes asesinatos de los periodistas Miroslava Breach, en Chihuahua, y Javier Valdez, en Sinaloa.

Sería -dijo- faltar a nuestro apostolado como reporteros y fallar a una sociedad como la nuestra que está cansada de tanta violencia, si se dejara de dar cobertura a los hechos relacionados con el narcotráfico.

Agregó:

“Le llora uno a quien le tiene que llorar, pero tiene que seguir adelante”, dijo el periodista que afirmó que durante mucho tiempo se resistió a escribir libros sobre narcotráfico, porque ya se habían publicado muchos sobre el tema, pero también era ya difícil distinguir que era verdad y que era mentira.

Los gringos narcos surgió curiosamente por la “grilla” de sus colegas mexicanos que le cuestionaban porque no escribía sobre los “capos” del narcotráfico en Estados Unidos, aunque él sabía que eran de una personalidad muy diferente a la que tienen los jefes de cárteles en México.

En México, el narco busca dinero y hace ostentación de lujos, autos y casas. En Estados Unidos el narco busca dinero para pagar una hipoteca, salir de una bancarrota y evita llevar una vida ostentosa para no levantar sospechas.

Se refirió a los “brokers” que son los intermediarios de los narcotraficantes y que son un eslabón muy importante en el tráfico de drogas, del mismo modo que las “narcas gringas”, mujeres rubias, jóvenes y madres de niños “güeritos”, y que se encargan del transporte de millonarias cantidades de dinero producto del comercio de drogas.

En una sesión a la que asistieron tanto estudiantes, como docentes y personas de la sociedad civil de Juárez, el escritor se refirió al aspecto racial que se sigue por parte de las autoridades norteamericana para perseguir a los narcotraficantes, a quienes se etiqueta como hispanos, asiáticos, pero no anglosajones.

En la presentación de este libro del periodista corresponsal de Proceso en Washington, D.C.,  participaron el maestro Diego Ordaz, quien dijo que el libro es un documento valioso y ameno, en el que revela que al igual que en los cuerpos policiacos de México, en los de Estados Unidos existe también la corrupción.

La periodista de El Diario de Juárez, Gabriela Minjares, fue también comentarista de Los gringos narcos,  y su análisis estuvo enfocado en el aporte periodístico del autor.

Se refirió a la historia del narco gringo que quería ser mexicano y que quería contar toda su historia en español acerca de cómo cruzó la frontera para encontrarse con sus similares de México.

El doctor Raúl Flores Simental, profesor de Periodismo y funcionario universitario fue el tercer comentarista y dijo que aunque el periodista está a merced de los poderes coludidos en este comercio criminal de drogas, el reportero debe aportar la verdad para abordar los temas que lastiman a la sociedad.

En su turno, el autor recalcó que su propósito fue abordar el papel del narco anglosajón, sin negar que allá operan también narcos de origen mexicano principalmente (pero también hay colombianos), a los que Trump se ha referido como los bad hombres, por ser un elemento importante y poco explorado del trasiego de drogas en territorio estadounidense.

Por otra parte, la introducción en la contraportada del libro aporta lo siguiente sobre el contenido de la obra que cuenta con dedicatoria a Ciudad Juárez:

Los gringos narcos

La investigación periodística que faltaba para completar el mapa del narcotráfico

«Los narcos gringos no usan camisas de seda italiana o botas de pieles de animales exóticos, tampoco gruesas cadenas de oro y mucho menos relojes caros con incrustaciones de diamantes. El prototipo de narco gringo es una persona común y corriente que viste pantalón de mezclilla, camisa o camiseta, que no usan anillos ni conduce autos caros».

A lo largo de la frontera entre México y Estados Unidos, una de las más extensas y complejas del mundo, tiene lugar uno de los comercios más perniciosos, aunque con implicaciones desiguales para una y otra  nación: mientras de un lado se queda (sic) la sangre y la violencia, en el otro imperan la logística, los prejuicios raciales y la insaciable avidez de los consumidores, todo envuelto por un manto de corrupción.

Sumergiéndose en la lectura de incontables expedientes judiciales además de entrevistar a informates clave, J. Jesús Esquivel ha conseguido develar los entresijos del narcotráfico en Estados Unidos: de San Francisco a Nueva York y de la línea divisoria hasta Chicago, Los narcos gringos describe con minucioso detalle los ingeniosos trucos de que se valen los brokers, los artífices del tráfico de estupefacientes, para llevar sus mercancías al interior de la Unión Americana y lavar el producto de su labor ilícita que hacen llegar a los cárteles mexicanos, el verdadero poder de la ecuación.

Relatos y retratos insólitos -algunos dignos de llegar a las pantallas cinematográficas, como el del inolvidable Don Henry Ford Jr.- desfilan por estas páginas para cuestionar mitos como la despenalización y el perdón presidencial a delincuentes, presentando en cambio un panorama demoledor sobre la adicción y el alcance de los intereses que buscan satisfacerla.

(Texto y fotos: UACJ)

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s