DISEÑO & DISLEXIA


Combina sus conocimientos del diseño para mejorar el aprendizaje de los niños con dislexia

En principio, su convicción por salirse de la zona de confort para aprender algo ajeno a su formación académica, orilló a la doctora Carina Acosta Mendoza a querer vincular los problemas de aprendizaje con el diseño gráfico.

El resultado de esa búsqueda del conocimiento ocasionó que Acosta, docente investigadora de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, centrara su atención en aportarle a la educación en México una herramienta que ayude a comprender y atender apropiadamente el problema de aprendizaje de los niños con dislexia.

De esa fusión de conocimientos surgió el libro llamado Diseño y dislexia, donde al inicio de la lectura su autora aborda qué es en sí la dislexia, el trastorno del aprendizaje caracterizado por la dificultad para leer, del cual, asegura Acosta, se pueden apoyar terapeutas, psicólogos, investigadores y padres de familia para entender qué es la dislexia y cómo un niño vive con ella.

En su investigación en campo, la doctora Acosta descubrió que la mayoría del material didáctico más reciente que utilizan clínicas de neuropediatría y de atención a niños disléxicos en Ciudad Juárez es de 1979, lo cual la llevó también a no sólo explicar la dislexia, sino al diseño de nuevos ejercicios para un óptimo aprendizaje de la lectura en los menores con ese trastorno.

“Primero me dediqué a investigar cómo percibe un niño disléxico desde el diseño gráfico, qué cosas le afectan, cuáles son las formas ideales, idóneas para él, los colores, las texturas”, comentó la docente investigadora de la UACJ.

Dicho trabajo consta de dos partes, la primera trata toda la teoría, donde se aborda la comprensión y la manera en cómo un niño con dislexia percibe las cosas diferente, mientras que el segundo apartado, que aún están trabajando, consiste en el diseño de cien ejercicios para el aprendizaje de la lectura.

La doctora Acosta aseguró que los nuevos diseños son idóneos para los niños con dislexia y para la manera en cómo ven las cosas en cuanto al trazo, los colores o los tipos de letra.

“Me dice una experta que las terapias de los niños con dislexia deben ser donde ellos escriban letras de molde, pero todavía hay muchos maestros que les siguen enseñando a escribir con letra cursiva, y eso los confunde muchísimo. Era totalmente incongruente. Todo eso se tomó en cuenta para el material didáctico de los ejercicios que diseñé,” agregó.

Los trabajos para la realización de los ejercicios los hizo de la mano con psicólogas de la clínica de neuropediatría y de la Asociación para la Protección y Defensa del Menor (APAMAC).

Se espera que para este año se consiga la publicación del libro que abarcará concretamente los ejercicios para un óptimo aprendizaje de la lectura para los niños con dislexia.

“A veces los diseñadores gráficos nos enfocamos mucho en un área, sobre todo al área corporativa, y dejamos de lado cuestiones que son fundamentales o cotidianas, entonces dije cómo el diseño gráfico puede aportar a esta área de la educación, a los problemas de aprendizaje en niños. Y así empecé a leer sobre el tema”, recordó la doctora Acosta. (Texto y foto: UACJ)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s