TEATRO A GUANTAZOS


Con dramaturgia de Jorge Maldonado y dirección escénica de David Psalmon, el colectivo Teatro Sin Paredes presentó este martes su polémica obra Last man standing como parte de la cartelera del Festival Internacional Chihuahua 2018 (FICH).

Esta representación busca visibilizar el submundo del boxeo en México y asimismo explorar los puntos en común que esta disciplina deportiva tiene con el teatro, bajo una perspectiva antropológica, social, histórica y cultural.

Aunque el subtítulo señala que se trata de un simulacro boxístico para actores, algunos de los golpes son reales (y no se diga los azotones de los pugilistas al caer). La historia central es la pelea del siglo entre Rubén “el Chacal” Olivarez y Christian “el Gallo” Díez, el primero un veterano conocido también como el Campeón invicto del pueblo, y el segundo una estrella en ascenso. El manager del primero buscará “arreglar” el resultado del enfrentamiento, en una abierta maniobra de extorsión.

Otra historia paralela es la de Carmen “la Flaca” Coronado, una joven que anhela hacer carrera en el deporte de los puñetazos, y cuyo novio (“el Gallo”) pretende hacerla desistir de sus sueños.

Como antecedente de la pelea del siglo, para lo cual el Teatro Experimental Octavio Trías fue acondicionado como un foro boxístico (con costales, pera y campana, pero sin cuadrilátero), se narra la historia y evolución del box a partir de su nacimiento en Inglaterra en el siglo XVIII.

El público es invitado a participar  como jurado luego de que tanto “el Chacal” como “el Gallo” se dieron sus buenos golpes, y en virtud de que se requiere de otorgar el triunfo a alguno de ellos por decisión. La narrativa es acompañada por material audiovisual multimedia proyectado hacia el fondo del escenario.

Los pugilistas son interpretados por verdaderos actores que recibieron entrenamiento en gimnasio, incluso la actriz que interpreta a “la Flaca”.

De las casi dos horas de duración de la obra representada en un solo acto, una tercera parte son intercambios de golpes, lo que da una idea del tremendo desgaste de los actores en escena. (Foto: FB Teatro sin Paredes).

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s