ECOS DE UN SEMESTRE EN LA ERA COVID


Desde que se tuvo conocimimiento de la emergencia sanitaria, desatada por el brote de un virus, denominado Coronavirus, a finales de diciembre e inicios de enero, que amenazaba la integridad física de los seres humanos, la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ) empezó a sumarse a los planes de contingencia marcados por las autoridades de salud pública internacionales y de las tres esferas de gobierno de este país.

A esta iniciativa se fue integrando el personal médico de esta institución, investigadores, catedráticos, expertos en tecnología y alumnos, en una cruzada por informar, con sustento, todo sobre el denominado COVID-19.

El 24 de enero, UACJ Radio y UACJ- TV se dieron a la tarea de producir programas especiales, en los que fueron invitados epidemiólogos, infectólogos y personal de la Jurisdicción sanitaria, entre otros especialistas, con el propósito de disipar

dudas sobre este nuevo virus, lo que marcaría el inicio de una campaña que a la fecha a involucrado a todos los medios de comunicación de esta casa de estudios, tanto impresos

como digitales, para dar cuenta del alcance de este nuevo brote, sus síntomas y medidas de prevención.

Universidad Saludable empezó a dotar de geles antibacteriales todos los campus, incluidas las divisiones multidisciplinarias de Ciudad Universitaria, Nuevo Casas Grandes y Cuauhtémoc y sus áreas administrativas.

Para el 12 de marzo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) sorprendía al mundo con la declaratoria de que el COVID-19 ya era una pandemia,puesto que la nueva enfermedadse había propagado a nivel mundial,con 118 mil casos en 114 países y 4mil 291 personas fallecidas.

La UACJ tomó acción, sostuvo reunionesextraordinarias con directoresde instituto, jefes de departamento ycoordinadores, para llegar a la conclusiónde suspender las actividades académicas y eventos masivos a partir del 17 de marzo. Para muchos,el fallo marcaba el inicio de la cuarentena, a la que la mayoría de losmexicanos fueron sometidos desde entonces.

La noticia sorprendía a la población universitaria, al tiempo en el que laCoordinación de Tecnologías de Información ya trabajaba en alternativas digitales para que alumnos y maestros continuaran sus faenas desde sus hogares. Se desarrolló un micrositio en la página oficial de esta institución, el Programa de continuidad académica virtual para, a través de manuales, videoconferencias y tutoriales, instruir a la comunidad universitaria en el manejo de Microsoft Teams, una de las plataformas de comunicación y colaboración a distancia más efectivas.

Mientras tanto, en las áreas de mayora afluencia, como en Rectoría, se instalaban filtros en las entradas, con personal médico y equipo especializado para revisar la temperatura a todo aquel que ingresara por cuestiones meramente administrativas, además de invitarlos a que se frotaran gel antibacterial en las manos.

A los días, se giró un comunicado para avisar sobre el inminente cierre de las bibliotecas, lo que despertó dudas entre los estudiantes, una vez instalados en casa ¿Qué pasará con los servicios bibliotecarios y libros que solicité, me cobrarán multas?, ¿cuándo se tendrían que entregar?

En respuesta, se anunció que los libros podrían ser devueltos el 20 de abril, día en que sería reabierto este servicio, sin la generación de multas por retardo.

En adición y como una forma de empatía con la sociedad juarense, se informó que la Biblioteca Virtual (BIVIR) de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez daría acceso al público en general, como una manera distinta de “BIVIR la cuarentena”, con miles de imágenes, museos, revistas a su alcance.

Pero también el campo del arte y la cultura se unieron en colaboración.

Y es que, gracias a la tecnología y a la red social Facebook, siete talleristas ofrecieron de 6 a 10 sesiones de una hora cada una a todo aquel con interés de aprender algo nuevo o reforzar conocimientos en diversas disciplinas artísticas. Cine, danza, literatura, dibujo y manualidades fueron las áreas que los talleristas cubrieron.

La Universidad Autónoma de Ciudad Juárez creó a través de su página oficial www.uacj.mx, un apartado, bajo el título “La salud es responsabilidad de todos. Qué podemos hacer frente al COVID-19”, con el propósito de actualizar no sólo a la comunidad universitaria, sino a toda la población, sobre la situación de la pandemia. (Texto y collage: UACJ)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s