TITULACIONES EN LA ERA COVID


El confinamiento, derivado de la pandemia por Coronavirus, obligó a que 33 alumnos del programa de Ingeniería Biomédica, de al Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, del Instituto de Ingeniería y Tecnología, defendieran sus proyectos de titulación en modo virtual.

“Tanto para mi padre como para mí fue una sorpresa y un reto importante. Antes no había tenido la oportunidad de llevar clases en modalidad virtual. Al principio fue complicado adaptarse a no tener el asesoramiento de los docentes de forma presencial, sin embargo, logramos acoplarnos a la situación y culminar apropiadamente las clases y la presentación del examen profesional intracurricular”, destacó Brenda Persona, estudiante de Ingeniería Biomédica.

Por su parte, la Dra. Esmeralda Zúñiga, profesora investigadora de tiempo completo del programa de Ingeniería Biomédica platica que, como otros de sus compañeros, para este trámite se vio en la necesidad de fungir como asesora y moderadora para encaminar con éxito estas evaluaciones, vía Microsoft TEAMS.

¿Qué implicó esto? “Realmente fue una labor titánica” porque para muchos TEAMS es algo completamente nuevo.

“A pesar de que esta plataforma nos brinda muchas herramientas, tanto para las clases virtuales como para este proceso de defensa de manera remota y proyectos de titulación”.
Implicó que se tuvieran que coordinar profesores de materias y sinodales (algunos de otras universidades) designados por los asesores, para poder entablar una comunicación en la que todos coincidieran.

“Y, algo que se veía difícil, tratar de asegurar que todos tuvieran las herramientas adecuadas para hacerlo”. Desde el micrófono, hasta audífonos que, aunque parecen dispositivos básicos, ciertos alumnos carecían de ellos.

Algo que para Eric Montes no fue impedimento. “Personalmente, siento que la defensa del proyecto fue más fácil a través de TEAMS que si lo hubiera sido en persona, porque de esta forma hay más privacidad y enfoque”.

Al inicio fue algo muy complicado, señala Esmeralda Zúñiga, “desde la programación, hasta la ejecución de la tarea misma, pero el final fue muy fructífero haberla llevado de manera satisfactoria”.
Las sesiones de defensa de proyectos de titulación se realizaron el 21 y 22 de mayo, de las 9:00 a las 17:00 horas y toda la logística estuvo a cargo de Ana Luz Portillo, coordinadora del programa de Ingeniería Biomédica.

La instrucción fue que los estudiantes trataran de hacerlo lo más formal posible, en solitario, frente al asesor (que fungió como moderador) y los sinodales, que en total sumaban de cuatro a cinco personas.

Cada presentación de defensa duraba 25 minutos, después los sinodales tenían 10 minutos para la sesión de preguntas y respuestas, para luego entrar en la etapa de liberación, en la que se le solicitaba al propio alumno que saliera de la videoconferencia.

El proyecto de Brenda Persona se basó en la construcción de andamios compuestos para su posterior aplicación en ingeniería de tejidos. Describe que, de manera general, se elaboraron estructuras tridimensionales mediante las técnicas de electrohilado y bioimpresión 3D, hechas a partir de materiales capaces de interactuar con medios biológicos, las cuales tienen como función principal, proporcionar soporte para las células de siembra en un cultivo celular. Así, estas estructuras guían la formación de nuevo tejido.

Mientras que el de Eric Montes consistió en formar hidrogeles a partir de humor vítreo de caballos. Este material se ha destacado recientemente como una posibilidad para poder cultivar células en él, entre ellas las que formen tejido de cartílago. “Mis aportes consistieron en la caracterización mecánica del material, su mejora con algunos biopolímeros y sus ajustes necesarios para la bioimpresión”.

Se le pregunta a Esmeralda Zúñiga que cuáles de los proyectos fueron de mayor impacto, a lo que responde que todos. “Todos fueron de muy alto impacto”. A los de arriba expuestos se le agrega el de Luis Acosta, quien ganó el segundo lugar en el Concurso Estudiantil del Congreso Latinoamericano en Ingeniería Biomédica en 2019, que concentró a 200 participantes. Acosta Sánchez trabajó el diseño de una prótesis para ortoplastia total de cadera, cuyo objetivo es trasferir las cargas mecánicas de las actividades diarias de una manera similar a las del fémur de un paciente sano.

Una vez dado el veredicto, se hizo la fotografía simbólica.

Antes de culminar con la entrevista, la Dra. Esmeralda Zúñiga destaca la perseverancia de los alumnos.

“Que aún y cuando se vino esta crisis en la que al estudiante se le tuvo que decir ‘sabes qué, ya no vas a poder continuar con tu proyecto experimental’, todos hicieron lo mejor posible para, con lo poco que tenían de experimentación o lo que les faltaba, lo pudieran compensar con otro tipo de análisis estadísticos o de imágenes que ayudaran a complementar. Eso algo que se debe agradecer, ver a los chicos de manera general, que hicieron un gran esfuerzo para entregar proyectos, escritos, llenar un póster o hacer una presentación de calidad, a pesar de las limitantes que se presentaron”.

El alumno, temporalmente tiene un acta virtual de titulación, donde todo el comité evaluador firmó y definieron el porcentaje de acuerdo a su desempeño, que máximo era 100 y mínimo 70. (Texto y foto: UACJ)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s